Los sindicatos docentes, organizaciones, madres, padres y estudiantes se movilizaron lunes por la mañana por las calles de Moreno para homenajear a Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar de la escuela N°49, que fallecieron en una explosión en la institución producto de una fuga de gas. En la actividad, sostuvieron el reclamo de mejoras de infraestructura y pidieron justicia.

La jornada comenzó a las 8:06 de la mañana en la escuela, al la hora de la explosión. Horas más tarde, se desarrolló la convocatoria frente al Consejo Escolar de Moreno, donde se renombró como “Sandra y Rubén” ese pasaje de la Av. Victorica. Allí realizaron también el acto central, donde tomaron la palabra los sindicatos, referentes, familiares e incluso la intendenta Mariel Fernández.

“En la escuela éramos una familia, Rubén nos esperaba todas las mañanas con un buen día, con sus chistes, con su sonrisa; lo mismo Sandra. Para nosotros es muy difícil sobrellevarlo, pasaron 3 años, pero es como si hubiera sido ayer. Ojalá que se haga justicia pronto porque realmente lo necesitamos”, expresó Hernán Pustilnik, maestro de la escuela 49 en su discurso frente al Consejo Escolar.

En la marcha, también pidieron justicia por lxs docentes que murieron por una explosión en una escuela de Neuquén en junio de este año.

No fue un accidente

Desde el primer momento la comunidad educativa señaló que no se trató de un accidente, sino de un asesinato laboral. Las autoridades de la escuela habían presentado más de seis reclamos por fugas de gas, sin obtener respuestas de las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación. “No hay que olvidar que íbamos sistemáticamente y que de la mano de Vidal y Sánchez Zinny nunca nos abrieron la puerta para escuchar que había miles de escuelas en situación de riesgo en la Provincia”, señaló la secretaria adjunta de SUTEBA, María Laura Torre, en el acto.

En ese contexto es que lxs docentes consideran la muerte de Sandra y Rubén como un asesinato laboral, y piden que también se juzgue a los responsables políticos de la tragedia: a la ex gobernadora María Eugenia Vidal, el ex director de Educación Gabriel Sánchez Zinny y a uno de los interventores del Consejo Escolar de Moreno, Juan Fernández, actualmente concejal de Juntos por el Cambio.

En la causa judicial que avanza a paso lento, están procesados el primer interventor del Consejo, Sebastián Nasif; el gasista que realizó la conexión y otros consejeros escolares.

Por escuelas seguras

En declaraciones a FM En Tránsito, Mariana Cattaneo, Secretaria General de Suteba Moreno, señaló que “después de la explosión constituimos un comité de crisis y logramos que el gobierno de Vidal realice obras importantes, pero que fueron insuficientes y en las que hubo un negociado, por lo que ahora están siendo investigadas” e incluso hubo arreglos “mal ejecutados” que se tuvieron que volver a hacer. A la vez, aseguró que en el distrito faltan al menos 25 escuelas para saldar la demanda educativa.

A partir de la explosión en la 49 y la conformación del comité, una gran cantidad de escuelas del distrito suspendieron sus clases al no contar con condiciones de infraestructura seguras, problemas estructurales que quedaron sin mantenimiento. Fue histórico en el 2018 las movilización de docentes y estudiantes para pedir condiciones dignas. “Nadie va a la escuela a morir, la escuela es un lugar de vida, de sueños, de esperanza y de transformación”, concluyó Cattaneo.