La nieta recuperada, Victoria Montenegro, pasó por el aire de En Tránsito. Allí se refirió al aniversario que se conmemora hoy. “Es un 24 distinto, ese momento que tenemos de encuentro no se pudo dar pero tenemos una gran responsabilidad que es respetar la cuarentena, así que es un 24 distinto pero estamos buscando otras formas de comunicarnos”.

“Hay un compromiso muy fuerte, los derechos humanos son hace un tiempo política de Estado más allá de los últimos años que se trato de retroceder. Esa base no se pudo quebrar pero vamos a volver a encontrarnos en las calles, juntos, recordando, resignificando la vida de los 30 mil y también el trabajo de nuestros organismos que es enorme”, expresó.

También hizo un balance de la gestión anterior en materia de derechos humanos. “Fueron años muy duros para todos los argentinos, lo que significó la ausencia del Estado, los derechos humanos fueron parte de ese ataque. Lamentablemente mucho de los juicios se frenaron de cierta manera por la falta de recursos para llevarlos adelante; las reparaciones para las víctimas del terrorismo de Estado paralizadas y personas que fueron víctimas de delitos de lesa humanidad no pudieron ejercer a su derecho por una decisión política de la gestión anterior”, señaló. Sin embargo, destacó la labor de los espacios para la memoria que en ese contexto, “estuvieron abiertos pero gracias al trabajo y la resistencia de sus trabajadores”.

Los organismos también resistiendo estos años y ahora con un cambio de época, un cambio de contexto, en el que empezábamos a ponernos de pie, a trabajar en este análisis para activar las políticas de Estado y ahora estamos frente  esta crisis, esta pandemia”, lamentó.

Aunque apuntó que “cuando todo esto pase, el desafío será trabajar con el actual Secretario de Derechos Humanos de la Nación, para avanzar en la importancia de los juicios por delitos de lesa humanidad y  también con las políticas de derechos humanos en un sentido más amplio”.

Además se refirió a aquellos nietxs que desconocen su identidad o tienen dudas. “Es muy complejo dar ese paso, pero desde nuestra experiencia de 130 casos que recuperamos nuestra identidad  es mucho peor  vivir con esas mil preguntas que uno tiene en la cabeza y que no tienen una sola respuesta”, consideró y agregó que  aquel “que tiene dudas que se acerque a las Abuelas a la Conadi y nos ayude a reconstruir este rompecabezas que destruyó  la dictadura cívico militar”.

Escucha la nota acá: