Este 3 de Junio se cumplen cinco años del Ni Una Menos. Aquel momento en el que las mujeres se congregaron en distintos puntos del país bajo un mismo reclamo y para decirle basta a los femicidios.

Al aire de En Tránsito, Zulema Palma, integrante de la organización Mujeres Al Oeste, se refirió a la fecha. “El Ni Una Menos es un momento interesante en cuanto a que muchas personas empiezan a tomar conciencia de que no se puede seguir mirando sin hacer nada ante las muertes y violencias contra las mujeres”.

En el caso de la organización Mujeres Al Oeste, Zulema dijo que vienen desde 1995 trabajando el tema de la violencia de género. “Tenemos una larga historia en esto pero nos alegramos que haya un Ni Una Menos, nos plegamos, acompañamos y seguimos haciendo lo que creemos que hay que hacer”, manifestó.

 “Hoy especialmente con la pandemia las muertes de las mujeres es algo que va en ascenso y no consigue frenar en ninguna medida”, señaló.

Por otra parte, Zulema consideró que “el lugar más peligroso para las mujeres es la casa. La mayoría de femicidios se da en la casa de la víctima, del agresor, o en la casa que comparten, en ámbitos privados. Y la cuarentena inevitablemente lleva a ese problema”,mostró.

A su vez dijo que “costó que se mejorará la atención de las mujeres en situación de violencia por parte de los servicios existentes, se mejoraron cosas pero mientras tengan que seguir conviviendo mujeres agredidas con agresores va a seguir habiendo femicidios”.

“Una de las características que tiene el tiempo que ha transcurrido y las diferencias de hace cinco años a acá, y que notamos desde Mujeres al Oeste,  es como la reacción de los varones violentos está produciendo cambios en la manera en que se abordan las cuestiones. Ellos aprovechando las leyes contra la violencia están haciendo denuncias contra las mujeres, le ganan de mano a las mujeres para quedarse con los hijos y el sistema judicial los avala”, reveló.

Escuchá la nota acá: