Este jueves se llevó a cabo un paro a nivel nacional convocado por CTERA y SADOP, tras la muerte de -Jorgelina Ruiz Díaz y María Cristina Aguilar docentes de Comodoro Rivadavia- cuando volvían de una manifestación en Rawson, Chubut. Esa situación provocó una conmoción de toda la comunidad que decidió salir a manifestarse la misma noche del martes y al día siguiente organizaron una marcha del silencio bajo la consigna “Escuela Pública de Luto”.

Al aire de En Tránsito, Carolina Rubia, referente del  Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) de Chubut, expresó que “había una sensación de tristeza e impotencia enorme así que espontáneamente nos convocamos todos en la Legislatura y en cada Ciudad de la Provincia se hicieron distintas movilizaciones. Se percibe la tristeza incluso en otros sectores que no tienen que ver con la educación o con el ámbito de trabajadores estatales, es tristísimo y la sensación de injusticia es muy grande”. Además mencionó que recibieron la adhesión de varias instituciones de la provincia que en solidaridad por lo sucedido decidieron cerrar y no dar actividades.

Por otra parte, la referente gremial hizo referencia al inicio del conflicto, que según mencionó comenzó “hace una nueve semanas o un poco más para el caso de los trabajadores estatales incluyendo el sector docente”. Mientras que en el caso de los docentes de gestión privada, indicó  que surgió “un poco antes porque nosotros tenemos escuelas que son subvencionadas por la Provincia y lo que había dejado de hacer la Provincia es transferir esos fondos, entonces en nuestro sector teníamos esa particularidad con el pago de los salarios”.

Sin embargo, destacó que  “termina de estallar todo cuando el Gobierno de la Provincia anuncia al conjunto de los trabajadores estatales que va a empezar a pagar cuando pueda fuera de fecha no cumpliendo con el cuarto día hábil”. La situación se agudizó aún más “cuando anunciaron que no se va a pagar el último acuerdo paritario que para el caso de los docentes era la primera clausula gatillo de este año, cuando nos convocaron millones de veces a reuniones  infructuosos  porque nos hacían ir solamente para ratificar que de manera consciente iban a desconocer los acuerdos paritarios”.

Por otra parte, resaltó otras cuestiones que fueron objeto de los reclamos docentes como por ejemplo el hecho de que “no se está prestando el servicio de la obra social de la Provincia que tienen los trabajadores estatales y docentes de gestión privada porque no se transfieren los fondos a la obra social  a pesar que se retienen de los salarios. Ese fue un combo explosivo porque  no había respuesta a nuestro reclamo”, señaló.

Debido a esa sumatoria de situaciones, expresó que los trabajadores y trabajadoras iniciaron “un plan progresivo con medidas de fuerza. Estamos convocando todas las semanas a paro y se fueron abonando los salarios siempre desfasados pasado el 20 de cada mes, ahora volvieron a una forma escalonada. En un momento se nos dijo que se había decidido de manera unilateral, pagar a todo el mundo una suma de 30 mil pesos y eso tampoco sucedió y la cosa se fue haciendo cada vez más grande respecto de las respuestas que teníamos o de la no respuesta”.

Además, la integrante de Sadop, brindo su postura respecto a la propuesta del Gobernador Arcioni de incrementar su sueldo un 100%. En ese sentido, mencionó que se enteraron de la medida en plena movilización y según lo que pudieron saber “el proyecto fue ingresado  dentro de esta semana y  plantea ese pedido de aumento en porcentajes siderales. Más allá de monto en sí”, lo que enoja, “es el gesto para con el resto de los trabajadores porque nos están todo el tiempo diciendo que no nos van a pagar como corresponde porque no hay dinero y después ingresan esto”, cuestionó y añadió que “es una provocación, realmente de un falta de respeto y honestidad que no se puede entender”.