Por Regina Scorza

En 2018 la muerte de Sandra y Ruben por la explosión de una garrafa en la Escuela N° 49 de Moreno visibilizó la problemática estructural que atraviesan todas las escuelas públicas de la Provincia de Buenos Aires. A pesar de sus muertes, muchas escuelas continúan sufriendo la desidia estatal y la falta de inversión.

La reducción de un 80% en infraestructura del presupuesto educativo 2019 ésta vez se hizo notar en la Escuela Primaria N° 50 de Castelar Sur donde acuden alrededor de 400 alumnos. Al aire de Fm En Tránsito, Melina, mamá de un estudiante, detalló los problemas de infraestructura que atraviesa la escuela desde el año pasado: “Había un arreglo previo con dos vigas sosteniendo el techo de entrada. El viernes hubo un movimiento en la estructura. El techo no se cayó pero el movimiento que hubo hizo que se tomen estas medidas de seguridad. Esto ya pasó el año pasado y nos prometieron que lo iban a arreglar. Y eso no pasó” sentenció Melina.

Frente a la imposibilidad de usar el edificio completamente se diseñó un “Plan de Continuidad Pedagógica” con un  cronograma especial donde los estudiantes acudirán dos veces por semana, “porque quedaron habilitadas sólo dos aulas para utilizar en la escuela” contó Melina, madre de la escuela.

Asimismo, frente a esta problemática, la respuesta que barajaron las autoridades es la misma que dieron a la escuela lindante, la Secundaria N° 38. A propósito de esto, Melina contó: “Hoy estaban utilizando la dirección como aula, nos dijeron que van a traer las aulas móviles para que los chicos puedan estar ahí hasta que se arregle. La secundaria que está al lado, tiene las aulas containers y la verdad que imaginar que los chicos estén ahí, con el frío o con el calor, es una situación horrible para todos.”

El hastío  de las madres y padres de la Escuela N°50 se remonta al año 2018 cuando la escuela comienza a tener peligro de derrumbe. En ese entonces, Melina detalla: “vinieron arquitectos, gente que sabe de infraestructura a ver el lugar y dijeron que no era tan grave, que iban a  poner estas vigas que sostenían el techo de entrada y ahí quedó. Esa fue toda la respuesta que tuvieron”.

Desde entonces la UEGD la incluyó como prioridad para este año 2019 y pese a los reclamos en la provincia y el Municipio de Morón, no fue considerada en las obras correspondientes al Fondo Educativo.

Ante la solución de las aulas móviles los padres se están organizando para delinear distintas alternativas como divulgar en los medios de comunicación y presentar cartas en el Consejo Escolar para que los chicos no tengan que estudiar en aulas containers y la institución sea refaccionada como corresponde.

La situación edilicia de las escuelas en la provincia de Buenos Aires y la cantidad de días que los alumnos pierden frente al abandono estatal generan dudas sobre las “buenas intenciones” de la Gobernadora María Eugenia Vidal para que los estudiantes no pierdan días de clase. Intenciones que tanto manifiesta cuando los trabajadores de la educación reclaman mejores condiciones laborales.