“El lugar que habita. Vida y militancia de Héctor ‘El negro’ Demarchi” fue escrito por su sobrina, Natalia Demarchi, y Gabriela Pascual, con el objetivo de conocer tanto los hechos que desencadenaron en su desaparición el 5 de agosto de 1976, como los que se sucedieron luego de la detención ,ocurrida en las puertas de El Cronista Comercial, diario en el que se desempeñaba como periodista y delegado sindical.

En diálogo con La Rebelión Fundamental por FM En Tránsito, las autoras comentaron que “la idea era recuperar la individualidad del Negro de ese colectivo que son los y las 30.000, y reponerlo desde un lugar familiar, su ámbito laboral y principalmente la militancia sindical y política”. Además, Natalia aseguró que poder conocer en profundidad la historia de su tío era una asignatura pendiente, lo que la llevó a iniciar la investigación junto a Gabriela a mediados de 2016.

Héctor Demarchi nació en 1948 en Morón. En 1970 comenzó a trabajar para El Cronista en el área de publicidad y comenzó a desempeñarse como delegado sindical de este sector, y más adelante pasó a trabajar en la redacción y tomaría también la posta de delegado. El Negro escribía, a su vez, para publicaciones partidarias como la revista Con Todo, que estaba ligada al Peronismo de Base, y revista Nuevo Hombre, emparentada al Partido Revolucionario de los Trabajadores.

Su actividad sindical era realizada principalmente en la Asociación de Periodistas de Buenos Aires (APBA), en ese entonces conducida por el PC, a quienes les intentó disputar la conducción en 1974. Sin embargo, dichos comicios no se realizaron porque la organización fue intervenida, casi como un anticipo de lo que sucedería con todas las expresiones gremiales durante la dictadura militar que lo desaparecería dos años después.

Su incanzable lucha y militancia popular lo pusieron en la mira de los dictadores, que a pocos meses de tomar el poder lo detuvieron y enviaron al Centro Clandestino de Detención Cuatrerismo Brigada Güemes en Ciudad Evita, donde fue visto por última vez. El lugar era operado por el ejército y la policía bonaerense, y estuvo a cargo del famoso genocida Miguel Etchecolatz.

A 45 años del golpe, El lugar que habita nos permite continuar con el reclamo de memoria, verdad y justicia, en este caso desde la historia personal de Héctor, pero además invita a reconstruir la de los tantos miles de otros desaparecidos durante los años más oscuros de nuestra historia nacional.

Dónde conseguirlo
Podés conseguir “El lugar que habita” en: www.nuestramerica.com.ar y en las librerías El Aleph, Zivals, Hernández, Cooperativa La Libre, El Búho (Monte Grande), Giordano (Lanús) y La Recova (Castelar).