La Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), celebra sus diez años como institución que nuclea al sector cooperativo. En ese marco tiene previsto una serie de actividades que tuvieron inicio este martes con una charla sobre la cuestión gremial y sindical de las cooperativas de trabajo que contó con la presencia de referentes como Hugo Yasky, entre otros. Además a lo largo de estos meses se realizarán otras charlas sobre producción, economía y comunicación. La celebración culminará con una cena el 30 de mayo en el Hotel Bauen.
En diálogo con En Tránsito, Christian Miño, Presidente de la CNCT, expresó su preocupación por el sector. “Las cooperativas trabajamos y producimos para el consumo interno y hoy está paralizado. No hay precio fijo de los insumos, ni de los servicios, el transporte tampoco tiene precio fijo y lo que genera es que varios sectores de producción de las cooperativas estén muy mal, que no es distinto de la realidad de las pymes o de otros sectores”,señaló.
Por su parte,  remarcó que si bien vislumbraban una situación compleja con la asunción de Macri, no pensaron “que iba  a ser tan abrupto. Sabíamos que no iba a ser un gobierno que iba a impulsar al sector ni que iba a dar apoyo institucional o económico, pero no nos imaginábamos que iba a pegar de tal manera en la economía y que íbamos a estar en estas condiciones”, consideró.
En este contexto, Miño recalcó que las actividades que tienen programadas por los diez años están orientadas a levantar los ánimos. “Los compañeros nuestros están muy bajoneados, la mayoría no llega a fin de mes”, contó.
 “Las cooperativas no pueden pagar los servicios, no pueden comprar más insumos,  se están descapitalizando y la verdad tenemos que empezar a dar un poco de esperanza”.
La confederación  tiene 80 mil trabajadores que se distribuyen en trece rubros de cooperativas,  de los cuales “uno solo es el que más o menos se mantiene que es la Federación Fáctil que hace software y el resto de los sectores como el  textil, la gráfica, la construcción, la comunicación, están en la misma situación”, indicó.
Es por eso que para afrontar el contexto actual Miño remarcó que “hay que meterle mucho ingenio, buscarle la vuelta y  ver la manera que la cooperativa tenga alguna posibilidad.  Hay que  hablar con los compañeros con la mejor onda y meterles esperanza porque ellos ya viven la diaria”.
A su vez, planteo que “es un momento para  hablar con las pymes,  con otros sectores y  ver como nos podemos juntar para ver de qué manera la cuestión económica se puede ir reproduciendo entre todos”.