Docentes de la Escuela Secundaria Nº8 de Haedo sufrieron agresiones verbales y amenazas. El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) de Morón denunció que los autores de las agresiones fueron familiares de estudiantes que se negaban a que se dieran en clase contenidos de Educación Sexual Integral y de derechos humanos. Este jueves se hubo paro y movilización a la jefatura distrital para pedir que se garantice la seguridad en las escuelas.

El martes pasado un matrimonio, que lleva sus hijos a la escuela Nº8, ingresó junto a otras personas a la institución. Entraron a los empujones y agredieron verbalmente a docentes de la institución, relató Miguel Abranzón, delegado de la escuela, al aire de La Patria de las Moscas (FM Fribuay y FM En Tránsito). Miguel repuso que este tipo de intimidaciones “es un drama que se vive en los últimos tiempos, que se agudizó de manera peligrosa después de la pandemia. Se acrecentaron las amenazas, insultos, llamados por teléfono”. Además, denuncian que las amenazas se extienden a estudiantes y personal auxiliar.

La comunidad educativa reaccionó ante estos hechos y dictaminó un paro. Los docentes se organizaron y se plegaron también estudiantes, madres y padres. El miércoles realizaron una asamblea con corte de calle, en la que se hizo presente la inspectora del distrito. El FUDB de Morón se solidarizó ante los hechos y los gremios que lo integran convocaron a una jornada de lucha con cese de actividades.

Manifestación de la comunidad de la Escuela Nº8 y el FUDB a la jefatura distrital, en Castelar.

Eduardo Calvimonte, secretario general de SUTEBA Morón, expresó en declaraciones a FM En Tránsito que “no podemos mirar para otro lado cuando familias van a las escuelas de manera violenta a agredir y amenazar a los docentes“, por eso en la mañana de este jueves se movilizaron a la sede de la jefatura distrital, “para manifestarle nuestra enorme preocupación por las situaciones de violencia que se dan en las escuelas”.

Los representantes de los gremios y de la escuela Nº8 mantuvieron una reunión con la jefa distrital y se convocaría a una unidad educativa de gestión distrital, es decir reuniones conjuntas entre los gremios y la gestión, donde según explicó Pablo Gener, integrante de SUTEBA Morón, “podemos decidir juntos qué medidas podemos tomar para garantizar el resguardo de estudiantes y docentes y que nadie sienta que está en riesgo por ir a trabajar”. Los sindicatos pedirán la conformación de un espacio multidisciplinario en el que se encuentren los gremios, la justicia, la Secretaría de Niñez del municipio y la Secretaría de Educación, para tomar medidas que prevengan situaciones de violencia y contener a quienes las sufrieron.

Más allá de la jornada de lucha a nivel distrital, que llevó a un paro en escuelas de Morón este jueves, la escuela Nº8 seguirá sin clases los próximos días, para evaluar cómo garantizar la seguridad de la comunidad educativa.