Ante las protestas de la Bonaerense en la Gobernación, en la Quinta de Olivos y en Puente 12, organismos de derechos humanos manifestaron su repudio, la calificaron como una “extorsión policial” y pidieron “respeto por la democracia”.

Al aire de Todo Otra Vez, por FM En Tránsito, Liliana Galeano, integrante de Hijos La Matanza, expresó que creen que “es una extorsión, estamos preocupados porque es un mensaje contra la democracia”. La policía “tiene armas y eso los hace poner en otro lugar que no es el del lado de los trabajadores”, señaló.

Galeano recordó a su vez que se trata de la “misma policía que en estos días está cuestionada por la muerte de Facundo Astudillo, una policía cuestionada por cientos de otros casos de gatillo fácil, una de la policías más corruptas” que ahora están “flameando banderas de reivindicaciones de ellos, que pueden ser muy dignas, pero que los mantuvieron bastante tiempo y que ahora justo en este momento que los hospitales están a punto de colapsar realizan está movilización”, manifestó.

Por su parte, Galeano indicó que estas manifestaciones no se tratan de hechos aislados sino que según ella “está vinculado con la marcha anticuarentena, con los dichos de Duhalde de ‘que se iba a producir un golpe’ y con todo lo que fuimos viendo en estos días de diferentes manifestaciones de todo un sector y ahora se unió con el reclamo de la policía”, indicó.

Para la integrante de HIJOS, los policías “tendrían que haber sido sumariados porque es sedición”, porque “están utilizando las armas, todo lo que el Estado le pone para proteger al pueblo” en estas manifestaciones con tintes extorsivos, señaló.

Si bien destacó el avance en materia de derechos humanos a partir de las condenas y juicios a genocidas por las que hoy alrededor de 1000 genocidas cuentan con una condena, manifestó que esto significa un retroceso por el que “nuevamente nos sentimos amenazados como pueblo en esto que está pasando ahora”.

Escucha la nota acá:

Foto de portada: Telam