Las organizaciones RESET, Profesionales de la Salud por el Cannabis Terapéutico, Morón Se Planta y vecinxs del distrito hicieron uso de la banca abierta del Concejo Deliberante, donde presentaron un proyecto de ordenanza que busca establecer un marco regulatorio para el acceso seguro al cannabis con fines terapéuticos en el distrito.

Uno de los aspectos que resaltan los promotores de la ordenanza, apunta al reconocimiento de las personas que cultivan cannabis con fines terapéuticos en el distrito por medio de un  Registro de Cultivadores Solidarios, Cannabicultores y Familias del Cannabis.

Esta iniciativa además busca incorporar al sistema de salud pública municipal a los derivados de cannabis para su uso medicinal en el tratamiento de más de veinte patologías. A su vez, promueve la implementación de programas y campañas de capacitación de los profesionales de salud así como de las fuerzas de seguridad y también estimula la investigación y la producción  pública de medicamentos a base de cannabis.

Pablo Contreras, integrante de Morón Se Planta, indicó que “hay un compromiso político en Morón”, por lo que se mostró expectante con respecto al avance de la iniciativa. “Es uno de los Municipios de avanzada en cuestiones progresistas”, señaló.

Además remarcó que “más allá de regular el uso del cannabis se trata de acercar la salud para todos. El cannabis es paliativo, mejora la calidad de vida de casi todas las patologías que conocemos”, aclaró.

“La efectividad del cannabis está totalmente comprobada, la gente que lo viene usando fue la que acercó el conocimiento no solo a los médicos sino al Estado para dar cuenta que es totalmente natural y hace efecto”, sostuvo Contreras.