Rosario Castellanos fue una escritora y diplomática mexicana, considerada una de las literatas más importantes de su época. Nacida en el Distrito Federal en 1925, nos habla en sus poemas de su feminismo, su lucha por los derechos de la mujer trabajadora y su inadaptación al mundo de los hombres.
En su historia personal de vida, sufrió la muerte de su hermano y de sus padres prematuramente, con lo cual se quedó huérfana y con medios financieros limitados. A partir de esto sintió una necesidad urgente de expresión a través de las palabras y los textos, y pronto se convirtió en la primera mujer escritora de Chiapas. Luego estudió Filosofía y Letras obteniendo una maestría en la UNAM.

Practicó con gran éxito todos los géneros literarios, destacándose especialmente en su obra poética que la ha convertido en una de las más altas representantes femeninas de México en el último siglo. Rosario veía que la mujer diariamente no tenía derecho a la expresión, sometidas por lo masculino, ni voz ni poder de decisión sobre su vida, y eso fue una gran inspiración a la hora de plasmar en sus poesías sus denuncias al respecto.

Toda su obra está recopilada en el libro «Poesía no eres tú»., 1948-1971′ (Fondo de Cultura Económica, 2004).

Falleció trágicamente en Tel Aviv en 1974, cuando ocupaba el cargo de embajadora de su país ante el gobierno de Israel.

 

Elegía

Nunca, como a tu lado, fui de piedra.

Y yo que me soñaba nube, agua,
aire sobre la hoja,
fuego de mil cambiantes llamaradas,
sólo supe yacer,
pesar, que es lo que sabe hacer la piedra
alrededor del cuello del ahogado.