Vecinos y vecinas de la toma en el barrio La Nueva Unión, en Rafael Castillo, junto a organizaciones sociales y partidos, marcharon el día miércoles hacia la Municipalidad de La Matanza y luego hacia la ruta 3,  para denunciar los intentos de desalojo y al amedrentamiento policial hacia los habitantes del barrio. Además, reclamaron respuestas efectivas por parte del Intendente.

Más de 300 familias habitan el predio ubicado en Rafael Castillo. Desde el año pasado, sufrieron diferentes intentos de desalojo con fuertes operativos policiales. En febrero, además, los efectivos desmantelaron el tendido eléctrico que habían armado lxs vecinxs para poder abastecerse.

Desde el corte de esta semana en ruta 3, María Chávez vecina del barrio La Nueva Unión, comentó al aire de Todo Otra Vez, por FM En Tránsito, la situación que están viviendo actualmente. “Anteayer entraron y nos robaron todo, fuimos a la municipalidad a hacer el reclamo y a presentar un petitorio, pero el intendente no nos atendió”, en cambio fueron recibidos por otros colaboradores, que expresaron “que no podemos ocupar esa tierra y que no es habitable, que tenemos que buscar dentro de La Matanza un lugar mejor”.

Policía frente a la Municipalidad de La Matanza. Foto: @POLaMatanza

En la manifestación frente a la Municipalidad también se vio una fuerte presencia policial. “Habían policías civiles infiltrados entre nosotros, uno de ellos agarro un compañero del cuello, cuando yo me metí para defender a mi compañero me vino una mujer policía y me atacó”, relató María.

Lxs vecinxs denuncian que esta modalidad represiva se repite y es la única respuesta que tienen de parte del Estado para aquellas familias que viven en el terreno ocupado de 50 hectáreas en Rafael Castillo.