Desde el martes 12 de julio, trabajadores y trabajadoras de la Clínica Constituyentes de la Morón llevan adelante un paro de actividades. La medida de fuerza es por el incumplimiento en el pago de los salarios. A la fecha les adeudan parte del sueldo de mayo y junio, y los últimos dos aguinaldos. También el pago de horas extras de tres o cuatro meses. Aunque esta situación lleva varios años, denuncian que se agravó en este último tiempo.

El programa Hormigas en la Cocina dialogó con Diego Orellana, Secretario Grenmial de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), seccional Hurlingham con injerencia en la zona oeste. El dirigente sostuvo que  “la falta de pago de los salarios les está trayendo problemas para alimentar a sus familias y poder ir a trabajar”.

Además de adeudar salarios, desde el gremio denuncian que la Clínica incumple con el pago a proveedores. Rosana, trabajadora del centro de salud, explicó recientemente hubo cambios en la dirección de la Clínica. “A los trabajadores esto no nos interesa. Necesitamos cobrar nuestro salario para afrontar los gastos que tenemos. Muchos están con inconvenientes para pagar el alquiler.

La respuesta por parte de la Constituyentes es “pedir tiempo y colaboración”. “Nosotros tiempo y plata ya no tenemos”, concluyó Rosana.

La clínica Constituyentes no es la única en la zona oeste que está en estado crítico. Algo similar sucede en la Provincial de Merlo donde los trabajadores no recibieron el aumento salarial acordado por el sindicato. También en la Clínica San José Obrero de Luján. Allí denuncian el pago salarial.