La problemática del Hábitat ha convocado este 2019 a diversos encuentros con participación de organizaciones sociales, sindicales, académicxs, profesionales, funcionarixs.
Así nació el “Encuentro Provincial de Hábitat y Vivienda”, un colectivo multiactoral del que Madre Tierra forma parte.
A partir de la experiencia de lxs diferentes actores, se visualizó la situación del Hábitat en la Provincia de Buenos Aires y se elaboró un documento con propuestas sobre Hábitat-Vivienda-Ciudad, que fue presentada al gobierno electo de la Provincia.

El diagnóstico habitacional podemos sintetizarlo en los siguientes puntos:

-La Provincia de Buenos Aires tiene un crecimiento poblacional de cerca de 2 millones de habitantes cada 10 años y, aproximadamente, el 96% de la población vive en centros urbanos de muy diversas características. Concentra el 40% de la población pobre del país y algo más de 1 millón de hogares sufren algún tipo de déficit habitacional.
-Hasta la fecha sólo un 10% de los municipios poseen un Plan de Ordenamiento Territorial que conduzca los procesos de desarrollo a nivel local y aborde las desigualdades a las que se enfrentan lxs bonaerenses.
-Existen 1.585 villas y asentamientos donde viven más de 500 mil familias.
-Existen más de mil barrios privados, de los cuales sólo la mitad están regularizados.
-Los precios dolarizados del suelo hacen imposible el acceso formal de familias trabajadoras de sectores medios y populares.
-En las diferentes ciudades, cerca del 20% de las familias reside en viviendas de alquiler bajo contratos, en muchos casos, abusivos.
-Lxs pequeñxs productorxs periurbanxs y urbanxs no cuentan con tierra y/o lugar seguro para producir.
-Las periferias de las ciudades y pueblos del interior de la provincia están siendo amenazadas por el avance de los cultivos industriales y la aplicación de agrotóxicos en particular en pequeñas localidades donde la franja entre lo urbanizado y lo rural es más difusa.
-También han desaparecido las políticas públicas de fomento a cooperativas, mutuales y otras formas de asociación de trabajadores, vinculadas a la producción, distribución, intercambio y comercialización social. En particular las relacionadas con la producción social del hábitat, la construcción y gestión de infraestructuras y transporte urbano y la producción de alimentos.
–Las infraestructuras públicas son insuficientes tanto para la vida digna como para promover la producción mientras que las empresas prestan caros y pésimos servicios a las familias bonaerenses.
-La infraestructura educativa y de salud se encuentra en situación de emergencia y requiere una planificación y la puesta en marcha de acciones de mejora y ampliación urgentes y eficientes.
– La degradación ambiental y el deterioro de los bienes comunes han sido paralelos a la implementación de políticas beneficiosas al capital concentrado y al desmontaje de programas públicos.

Los desafíos frente a este escenario de emergencia son muchos.
Desde el Encuentro Provincial creemos que el inicio es por mejorar la calidad de vida en los barrios, construir viviendas nuevas, crear empleo y fortalecer la organización, brindar seguridad en la tenencia para garantizar derechos.
También alcanzar una ejecución efectiva de la política de integración socio urbana en barrios populares, y regular eel mercado de alquileres residenciales, además de crear un programa de créditos hipotecarios para primera vivienda.