¿Qué nos ha aportado WikiLeaks?

El año 2010, como muchos otros, estuvo cargado de eventos políticos críticos para la región.

Uno de los fenómenos más trascendentes e impactantes en la escena internacional ha sido el “escándalo” de la filtración de más de 250.000 cables del departamento de Estado de Estados Unidos, obtenidos por el portal digital de la organización internacional sin fines de lucro llamada WikiLeaks. Fue una filtración que se dio a conocer por medio de sucesivas publicaciones a través de cinco diarios de difusión global: El País, Le Monde, The Guardian, The New York Times y Der Spiegel. WikiLeaks puso al descubierto episodios ocurridos en los puntos más conflictivos del mundo, así como otros eventos y datos de notable relevancia.

Este “descubrimiento” ha sido singular debido a que expuso la forma de operar de los informadores del departamento de Estado, sus mecanismos y las fuentes que utilizan, y dejó en evidencia sus debilidades y obsesiones.

A raíz de dicha filtración apareció una gran cantidad de ensayos y opiniones sobre el impacto del caso WikiLeaks en la política estadounidense en particular y la política internacional en general.

En ese sentido, la mayor parte de los análisis se apresuraron a señalar el rol de las nuevas tecnologías en la política internacional y la seguridad global, algunos exponiendo la peligrosidad potencial de los ataques en la red y acusando a los ciberactivistas de irresponsables y otros advirtiendo que los Estados deberán ser más cautos y transparentes frente a los ciudadanos en la era de la información. Más allá de las discrepancias, casi todas las opiniones destacaron que habrá un “antes y un después” de WikiLeaks en la política internacional, y que su impacto será semejante al que tuvo el atentado del 11-S en Nueva York.

(Nota de Salvador Martí i Puig para Nueva Sociedad / Abril 2011)

Baja el artículo entero aquí.